precio minimo garantizado regalos boda

Nuestra historia se remonta a los años 60,

cuando un jovencísimo llamado Juan, proveniente de una familia dedicada a la venta de comestibles en Gavá, se aventura y comienza a vender pipas y caramelos.

Pasado algún tiempo y una vez casado ,

se compró un almacén y una furgoneta, con la que comenzó a realizar preventa. Su esposa Rafaela, le ayudaba a gestionar el día a día en el almacén llamado Disgol.

La gente veía lo que tenían en el almacén

y comenzaron a pedirle género: golosinas, pipas, caramelos,… Fueron implementando productos de más precio y a comercializarlos en el almacén convertido en ese momento ya en su 1ª tienda.

Empezaron a vender juguetes básicos

para kioscos como pelotas, relojes de plástico,… Incorporaron a los primeros empleados para dar soporte al negocio mientras las ventas iban en aumento.

Para ofrecer los mejores productos a sus clientes

y seguir las tendencias, visitaron ferias e insertaron nuevo surtido de juguetes de las marcas más conocidas como Famosa y Molto.

Poco a poco, la empresa se fue expandiendo

y ya contaban con 3 tiendas en la provincia de Barcelona.

Vieron la posibilidad de vender detalles

para bodas, bautizos y comuniones, y decidieron añadir esta nueva categoría.

Para ello, se liaron la manta a la cabeza,

cogieron una maleta y se fueron a Italia a visitar nuevas ferias del sector. Aquí nace Loydis.

Pasados algunos años y ya con la incorporación

de la 2ª generación, Javier y Juan, decidieron lanzarse a fabricar sus propias figuras y detalles de celebración.

En 1998, probaron suerte

y abrieron su 1ª tienda enfocada al público final: Duldi, nacida gracias a la dulzura de Disgol y la detallista Loydis.

Vieron que tenía buena acogida,

abrieron alguna más y, creyeron que sería una opción positiva montar una red de franquicias. En 2008 se lanzó como tal y progresivamente la familia fue en aumento.

En la actualidad contamos con más de una treintena de tiendas repartidas por toda España.